Ámbar

Gema por excelencia de los bosques mágicos. Su nombre proviene del árabe y significa “lo que flota en el mar”.

Viene de lugares como el Mar Báltico pero también hay otros lugares donde la encontramos, como es en Europa, (España, Francia, Alemania, Polonia, Rusia, Letonia y Lituania), y en América latina también la hallamos en (México, Nicaragua, República Dominicana y Colombia).

Conductora de poderes místicos y sobrenaturales. Es la sangre de los árboles, creada gota a gota durante miles de años desde, el neolítico. Por eso el ámbar encierra dentro de sí una sabiduría, que si trabajas durante un tiempo con ella y la llevas contigo, puede llegar a transmitirte mensajes de la naturaleza.

Cuenta la leyenda que Moctezuma removía su aromático y delicioso chocolate, con una cuchara de ámbar.

PODERES:  

Ayuda a estabilizar tus energías y a descender el ritmo de tus pensamientos. El ámbar es muy recomendable para la meditación y si sabes escucharla, te hablará, te susurrará como el viento, lo que necesitas saber en ese momento. Es una gema calmante.

Podemos encontrar dentro de esta resina, insectos, semillas y alguna burbuja de aire, que han quedado fosilizada dentro de la gema.

El Ámbar amarillo atrae la buena suerte y nuestros ancestros la utilizaban como amuleto.

Zodíaco: Leo, Virgo y Capricornio.

Salud: Refuerza el sistema inmune, migrañas, taquicardias, tics nerviosos, artrosis.

Chakra: Garganta, plexo solar, sacro.

Color: Anaranjado y amarillo (Sabiduría).

Día de la semana: Martes.

Comparte