La energía astral de la tierra se concentra en las piedras y gemas, otorgando a cada una distintas cualidades mágicas. Utilizando sus vibraciones podrás dominar fuerzas cósmicas favorables.

En el proceso de formación de nuestro planeta, las energías del universo se concentraron principalmente en el mundo mineral. Las piedras y cristales guardaron esas fuerzas durante millones de años. Los sabios de diversas culturas estudiaron y aplicaron esos poderes eternos.

En la India, por ejemplo, las mujeres llevan una gema en la frente, que se vincula con el “Tercer ojo” de los lamas tibetanos.

PROTECCIÓN

Una de las virtudes principales de las piedras es la protección contra el mal, ya sea éste orgánico, mental o espiritual.
Existen diversos métodos de curación por piedras, o conjuros y hechizos preventivos y curativos presididos por una determinada gema. Tanto la gemología como el budismo y otras culturas ancestrales y modernas, reconocen la asociación entre las piedras y los chakras, que dirigen las vibraciones invisibles del cuerpo.

ASTROLOGÍA

En tanto las piedras acumulan energías astrales, mantienen una estrecha vinculación con la astrología y los signos del zodíaco. Las distintas gemas mágicas se asocian a uno o más signos y sus poderes son mayores para las personas nacidas bajo su dominio.

Comparte