Si la persona que amas se muestra distante, o temes que alguien se interponga para hacerte perder su amor, podrás evitarlo con la magia protectora de este poderoso amuleto, que puedes consagrar tú misma.

El amor entre dos no siempre es simétrico. Hay momentos en que tú sientes que amas más cada día, pero tu pareja no te corresponde con el mismo interés. Si estás pasando por esa situación, o intuyes que puede ocurrirte, nuestra Magia Luminosa te ofrece la protección de un eficaz amuleto. Sólo tienes que realizar el ritual de consagración con los elementos y pasos que se indican, y luego confeccionar el amuleto. Sus vibraciones naturales, despertadas y enriquecidas por la fuerza de las velas rojas y el sortilegio de la amatista, atraerán nuevamente su amor hacia ti, despejando cualquier peligro.

Material necesario

1 Piedra de amatista

3 Velas rojas

1 Trozo de tela verde

1 cordón negro largo

1 cuenco con pétalos de margarita

2 varitas de canela

2 ramitas de albahaca

Fósforos de madera

El cordón debe ser lo bastante largo para colgártelo en forma de collar. Después de la consagración, bastará con un poco de cada elemento para hacer el amuleto.

1- Dispón las tres velas formando un triángulo abierto hacia ti y enciéndalas con un fósforo, siempre de madera.

2- Coloca el paño delante de las velas, concéntrate, y sitúa en su centro la piedra amatista.

3- Mientras esparcen los pétalos alrededor de la amatista, piensa profundamente en el deseo de no perder tu amor.

4- Agrega las varitas de canela y la albahaca.

5- Cierra el paño, formando un saquito, con un cordón lo suficientemente amplio para que puedas colgártelo al cuello.

6- Ajusta el cordón, centrando el amuleto en el plexo solar. Luego ponlo debajo de la ropa, para que esté en contacto con la piel.

Comparte