Al inicial un nuevo CICLO, la Luna emite vibraciones favorables a todo lo que comienza. Puedes usar este ritual para favorecer un embarazo o un nacimiento, una nueva relación personal o el inicio de una actividad.

La luna Nueva, también llamada Naciente, tiene unos poderes muy precisos, que responden a su condición de punto inaugural del ciclo lunar. Sus energías positivas se dirigen con gran potencia y exactitud a los asuntos que también significan un punto de partida, y que han de desarrollarse en el tiempo. Hemos comprobado el efecto beneficioso de este ritual al comenzar unos estudios, un nuevo trabajo, una asociación, un viaje itinerante u otros procesos semejantes. O sea que no tendrá efecto en temas puntuales o asuntos que ya llevan presentes algún tiempo. Dentro de esas condiciones, puedes confiar plenamente en este RITUAL.

Material necesario

  • 2 velas blancas
  • 1 vela plateada
  • 1 varita de incienso
  • 1 hoja de pergamino
  • 5 semillas
  • 1 saquito
  • 1 pluma de escribir
  • 1 cuenco de barro o cristal

El conjuro que debes escribir:

LUNA, reina de eterno renacer,
posa en mí tu energía astral,
para proteger de todo Mal,
esto que va a suceder.

Para el ritual puedes escoger cualquier tipo de semilla que te guste y te parezca apropiada, que guardarás después en el saquito.

Paso 1

Sitúa la vela plateada entre las dos velas blancas y enciende las tres en orden de izquierda a derecha dejándolas arder un poco.

Paso 2

Luego colocar el SAHUMADOR frente a las tres velas y enciende el incienso. Concéntrate en tu deseo mientras emana su aroma.

Paso 3

Sostén el papel frente a las velas encendidas y lee en voz baja y firme el conjuro.

Paso 4

Quema el pergamino en una VELA BLANCA  y recoge las ceniza en el cuenco de barro o cristal.

Paso 5

Pon las cenizas junto a las semillas en el saquito y déjalo debajo de tu almohada durante el cuarto de Luna Nueva.

La invocación lunar y el poder germinador se unirán para cumplir tu deseo.

Comparte