Los druidas y las druidesas  de los antiguos pueblos CELTAS  y su magia wuicana, fueron los precursores de toda la magia europea. Sus creencias y rituales se basaban en una profunda sabiduría y un gran respeto a la naturaleza.

La magia de los celtas, como la de otras culturas de la antigüedad, formaba parte de su religión y de su conocimiento sobre el mundo que los rodeaba.

Se inspiraba en los poderes de los cuatro elementos y los tres reinos de la naturaleza, por medio de la canalización de sus energías y vibraciones.

AQUÍ TIENES EL VÍDEO DE LOS 5 ELEMENTOS QUE NOS HABLA DE:

ELEMENTO: ÉTER. (Espacio, vacuidad, etc.)

ELEMENTO: TIERRA. (El físico, la materia, lo sólido, etc.)

ELEMENTO: FUEGO. (La fuerza, el movimiento, la vitalidad, etc.)

ELEMENTO: AGUA. (Los fluidos, las emociones, etc.)

ELEMENTO: AIRE. (La mente, la palabra, etc.)

AQUÍ EL VÍDEO

Era por tanto, una magia a la vez espiritual y ecológica, en armonía con las fuerzas cósmicas y los poderes que rigen la vida.

TAMBIEN PUEDES VER ESTE VIDEO QUE TE HABLA  DE:

¿QUÉ ES LA MAGIA? ¿PARA QUE SIRVE? Y COMO PRACTICARLA

VIDEO QUE HABLA DE LAS CUATRO  MAGIAS

  • MAGIA ECOLÓGICA
  • MAGIA POSITIVA
  • MAGIA METAFÍSICA
  • MAGIA DE LA NUEVA ERA

AQUÍ EL VÍDEO

LA GRAN DIOSA

Los CELTAS y su magia Wuicca rendían culto a la Luna, reina de los misterios de la noche y símbolo del espíritu femenino.

La tierra era venerada como generadora de toda fecundidad, y ambas estaban representadas por la Gran Diosa. Ésta recibía el título de “Madre y Maestra de todas las brujas”, porque en un principio sólo oficiaban el culto las sacerdotisas o druidesas, aunque con el paso del tiempo se permitió que también los hombres se iniciaran como druidas.

En la práctica de sus rituales y hechizos, los magos y magas celtas prestaban gran atención al ciclo lunar, ya que en cada una de sus fases es astro de la noche emite vibraciones que favorecen u obstaculizan determinadas energías cósmicas.     

LAS DRUIDESAS

La preeminencia y el respeto otorgados a la mujer se expresaban en todos los aspectos de la cultura CELTA.

Los clanes y linajes seguían la línea materna, y los hijos adoptaban como patronímico el nombre de su madre. Las Druidesas se dividían en tres categorías, según sus conocimientos, y sus dones esotéricos.

Las de más alto nivel permanecían solteras y vivían en comunidades dedicadas exclusivamente al culto.

Los otros dos estamentos de druidesas ejercían funciones y ritos sacerdotales, pero podían casarse, tener hijos y compartir la vida de la comunidad.

Estas mujeres sabias y con dotes mágicas fueron más tarde perseguidas como brujas por los romanos y cristianos, que las acusaban de pactos demoníacos.

EL BOSQUE SAGRADO

En la religión mágica de los CELTAS no había altares ni templos, ya que todos los actos del culto debían realizarse al aire libre, en contacto con la Naturaleza.

El lugar más habitual para las invocaciones y hechizos, era el bosque, “TEMPLO” de druidas y druidesas.

Los árboles jugaban un papel fundamental como agentes de la divinidad y de los poderes astrales, y cada uno de ellos regía un momento del año. El más reverenciado era el roble, así como también lo era el muérdago, una planta semiparásita de éste.

Los DRUIDAS también utilizaban para sus rituales los monumentos megalíticos como el Stonehenge  (INGLATERRA)

LA HOZ DE ORO

El gran naturista romano Plinio el viejo describe la solemne ceremonia de la recogida del muérdago entre las ramas del robledal.

El ritual tenía lugar en la noche del sexto día del cuarto creciente, y su fin era utilizar la planta en hechizos de fecundidad, y como cura de intoxicaciones y envenenamientos.

Los racimos de bayas debían ser separados del roble usando una hoz de oro, y cuanto más adherido estuviera el muérdago a la corteza, mayor sería su poder.

Comparte