LAS LUMINARIAS

(EL SOL Y LA LUNA)

Los astros que vemos claramente en el cielo, y cuya luz nos llega con mayor intensidad, son el Sol y la Luna. Su influencia sobre la tierra es directa, marcando el día y la noche o el ciclo de las mareas.

Los astrólogos han considerado siempre a sus eclipses como fenómenos astrales de gran significación esotérica, que anuncian momentos extraordinarios a la humanidad.

Bajo estas dos influencias antiguamente, se regían las reglas de la vida para cualquier acto que se tuviera que llevar acabo.

Los antiguos estudiaban sus efluvios en las mareas, las cosechas, los equinoccios, etc. Y decidían sus movimientos y rituales en función de la fuerza y la energía que desprendían dichos astros.

Es un hecho medible, igual que los ciclos de las mujeres y de cómo les influyen a ellas, ver cómo esos mismos ciclos influyen en general en nuestras vidas y acciones también.

EL SOL

El signo astrológico de cada persona está marcado por la posición que ocupa el Sol en el momento de su nacimiento.

Como se percibe la vida y la luz del Sol que es la que alumbra la consciencia la razón y la vida.

Da luz y claridad a nuestros pensamientos, alumbrando los caminos de posibilidades que la vida ofrece continuamente. Otra cosa es que se sepan ver, ya que en la mayoría de casos, se está tan ocupado, que no se le presta la suficientemente observación a esos cambios y posibilidades que como Sol radiante, ofrece.

Astro: De Vitalidad, energía, y vida. Ya que sin este astro sería imposible la supervivencia, por lo tanto, la existencia de cualquier ser vivo. Se necesita la luz y el calor que desprende y que por eso es, dador de vida.

APOLO: Dios de la verdad, que con su luz Solar alumbra esta verdad a lo largo de los Eones. Dios de la vegetación y la naturaleza, de la perfección, la armonía y la belleza.  El hace que con el calor del Sol todo eso se mantenga en perfecto estado de perfección y equilibrio.

LA LUNA

 

La Luna es el astro más próximo a la Tierra, con dos ciclos mucho más variables que los del Sol. Por eso, su posición indica los aspectos más instintivos y personales. El subconsciente. Lo  femenino y la madre.

Astro: De lo oculto, de los sueños, de la noche. De la esencia femenina. Y en su oscuridad, es donde se gesta una vida, para que más tarde se produzca el  nacimiento, ya sea de las ideas, de un ser vivo, de un proyecto, de una relación, etc.

ARTEMISA: Diosa de la fertilidad de la tierra, las ideas y los proyectos, de todo aquello que ya esté abonado para que pueda ser fértil. Por eso el la Diosa de los partos y las madres. También es la Diosa de la música, de la caza, de los mares y protectora de las ciudades, y las puertas.

Comparte