LEO
24 de Julio al 23 de Agosto

Ocupa el cielo en el ardor del verano, encendido por la fuerza y poderío del rey de las fieras. Asociado al Sol, el oro y el fuego, los que nacen en su ciclo combinan la ambición con el orgullo.

El signo del León, soberanos del reino animal y única figura felina del zodíaco, marca las cualidades y tendencias de los nacidos entre 22-23 de Julio y el 22-24 de Agosto. Es el símbolo de los dioses Solares como Mitra o Baal, y se asocia con el oro, denominado en ciertas culturas “el Sol subterráneo”. La identificación del León con el astro rey llegó hasta el medievo, donde los alquimistas lo atribuyeron al azufre, llamándolo “León de los metales“ y “Fuego filosófico”. También la astrología lo considera un elemento de fuego, regido por el Sol.

El León es asimismo el emblema de San Marcos, al que se
representa acompañado de este animal y cogiendo o leyendo un libro.

PERFIL DEL LEONIANO

Signo muy asociado con el poder y la realeza. Leo preside el nacimiento de personas a las que no les falta ambición y orgullo. Los leonianos se trazan metas muy altas y están muy bien equipados para alcanzarlas, aunque no siempre lo consiguen. En pare porque confían demasiado en sus buenas cualidades, en parte por falta de tenacidad o espíritu de sacrificio. Sin llegar a ser egocéntricos, se consideran excepcionales, como si tuvieran derecho al éxito y a la admiración de los demás sin esforzarse demasiado. Son personas respetuosas del orden establecido, cuyas reglas acatan para poder ascender y destacar. Les agrada ser objeto de un amor único y absoluto, y más que ser consultados prefieren ser obedecidos, dado que siempre tienen razón (y a menudo es así). Al ser inteligentes a veces acaban dominando esas ínfulas
iniciales, y se convierten en seres agradables, cariñosos y receptivos, quizá con un toque de indeclinable vanidad.

ORIGEN MITOLÓGICO

Es posible que provenga de la tradición egipcia, que lo entronizó en la esfinge de Gizeh.

La gran Esfinge de Gizeh: EGIPTO

Los egipcios observaron que el Sol entraba en esta constelación en el momento en el que se producía la benefactora crecida anual del Nilo. En realidad, la veneración del León era ya frecuente en las primeras comunidades humanas de África. En numerosos testimonios del pasado africano y asiático, se repite el tema del León solar venciendo al toro lunar, símbolo de la eterna lucha de los opuestos: El día y la noche, el bien y el mal, lo masculino y lo femenino. La ley de polaridad. Más información sobre esta ley y las demás en el libro “Las virtudes mágicas de los siete colores” Autora: Montse Osuna.

EL ASTRO Y LA CONSTELACIÓN

El astro que rige leo es el Sol, que influye en la creatividad y el romanticismo. Situada en el hemisferio celeste boreal, justo a la de Cáncer, la constelación de Leo está formada por 161 estrellas que dibujan la figura de un León. Entre sus astros destacan Régulo y Denébola.

LEO

24 de Julio a 23 de Agosto

Elemento: Fuego
Astro: El Sol
Aromas: Jazmín. Clavo y Lavanda
Gemas: Diamante y Topacio
Colores: Amarillo y naranja
Flores: Rosa y Alhelí
Hierbas: Casia. Ajedrea y Sabina
Metal: Oro
Día: Domingo
Correspondencia Anatómica: Zona gastrointestinal. Hígado y Páncreas
Carta del tarot: La fuerza (Arcano XI)

NOTA: Podrás ampliar más información sobre este signo, su planeta, su Era y como evolucionaron en ella, el elemento que le corresponde y su significado ymás información de interés, en el libro “LAS VIRTUDES MÁGICAS DE LOS SIETE COLORES”

Autora: MONTSE OSUNA
LEO (Pagina, 161)

Comparte